La sede de los bailes religiosos: un lugar de encuentro

Las casas o espacios que sirven de sedes para los bailes religiosos, son en definitiva lugares de encuentro, sitios donde los integrantes de la asociación, los músicos que los acompañan y sus familias, comparten el día a día. Son también espacios en los que se toman decisiones importantes, y donde se da curso a discusiones que decidirán el futuro de ese grupo de personas que dedican tiempo y recursos a ofrendar en el año a su santo o virgen.
Nuestro proyecto Tarapacá en el mundo, tuvo la posibilidad de compartir muchas horas en la sede del Baile Moreno de la Ex Oficina Victoria, en el pueblo de La Tirana. Allí presenciamos las caóticas mañanas, en donde todos trataban de organizarse para ir al baño, y luego desayunar. O los conversados almuerzos, que precedían a las largas jornadas de baile de la tarde y la noche, todas intensas y emocionantes. Experiencias como ésta se replican en cada sede de las agrupaciones.
Hay que señalar que las agrupaciones no sólo tienen sedes en los poblados de las fiestas, sino que también en sus ciudades de origen. En este sentido, las casas de caporales, socios o socias e incluso parroquias, pueden ser ocupadas como sedes.

Sedes Sociales Bailes Religiosos